web
stats

Energía

energy Icons-07 Independientemente de la fuente, la energía es el factor principal para el desarrollo. Se necesita para el transporte, las actividades industriales y comerciales, edificios e infraestructuras, distribución de agua, y producción de alimentos. La mayoría de estas actividades suceden dentro o alrededor de las ciudades, responsables por más del 75% del Producto Bruto Interno (PBI) y los principales motores del crecimiento económico global. Para llevar a cabo estas actividades, las ciudades requieren de una fuente ininterrumpida de energía. Consumen cerca del 75% de la energía global primaria y emiten entre el 50 y 60 % de los gases de efecto invernadero del mundo. Esta cifra se eleva al 80%, aproximadamente, cuando se incluyen las emisiones indirectas generadas por los habitantes de las ciudades. Los edificios también consumen grandes cantidades de energía en todas las fases de su existencia. La energía es necesaria para extraer materias primas, los procesos de construcción y operaciones de mantenimiento diario del alumbrado público, aire acondicionado, y limpieza. Además, la expansión urbana, el aumento de la distancia entre destinos y un ineficaz sistema de transporte público estimulan la dependencia del transporte privado motorizado, como automóviles, que tienen elevado consumo de energía, a partir de productos derivados del petróleo. En 2012, el suministro global de energía fue de 83,1% en combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas), 9,7% en energía nuclear, y sólo 9% en energías renovables (eólica, hidroeléctrica, solar y biomasa). Lamentablemente, el amplio uso de los combustibles fósiles causa una serie de problemas. La generación de energía basado en el carbón tiene una gran huella ecológica, no sólo por el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación generada, sino también por las técnicas de extracción que contaminan el entorno y los frecuentes accidentes en la producción y suministro. Además, debido a la actual mono-dependencia de los combustibles fósiles, una reducción en la provisión o aumento de precios pueden fácilmente alterar la economía. Todos los combustibles son una fuente de conflictos regionales y son mal empleados como forma de presión política. Por otra parte, las fuentes de combustibles fósiles no son infinitas y su reducción es un escenario cercano.

Estrategias para mejorar la situación de la energía en las ciudades
Reduciendo el consumo de energía
Los gobiernos como reguladores y vehículos del cambio
ONU-Habitat y la energía urbana
 

Menu Title