web
stats

Nuestros socios

Partners

Los Socios de la Agenda Hábitat abarcan un abanico de organizaciones externas al gobierno central que persiguen una urbanización sostenible y el desarrollo de los asentamientos humanos. En un esfuerzo por continuar trabajando y aprendiendo juntos, ONU-Habitat ha establecido una serie de redes temáticas formadas por una sección transversal de socios de la Agenda Hábitat que permita a los asociados contribuir al diseño y la implementación de programas normativos y operativos a todos los niveles.

La participación de los socios de la Agenda Hábitat trabajando en el campo de la urbanización sostenible y el desarrollo de los asentamientos humanos resulta esencial para conseguir el éxito en el diseño y la implementación de una nueva agenda urbana: la Agenda de Desarrollo Post-2015 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. ONU-Habitat aspira a establecer una serie de asociaciones estratégicas que incluyan actores políticos, organizaciones de la sociedad civil y profesionales, y el sector privado como defensores de la urbanización sostenible a todos los niveles, y como ejecutores y monitores de programas y políticas urbanas nacionales.

ONU-Habitat también fomenta la coordinación interinstitucional de todas las agencias de la ONU como componente crucial de la estrategia de asociación, en la convicción de que dichas agencias, dentro de sus mandatos, tienen la responsabilidad de responder a cuestiones que afectan tanto a los habitantes de zonas urbanas como rurales, como resultado de la rápida urbanización.

A continuación se expone una breve explicación de cada categoría:

Autoridades locales

Las autoridades locales incluyen alcaldes, concejos municipales y otros responsables de la toma de decisiones que están involucrados en la creación, funcionamiento y mantenimiento de las infraestructuras económicas, sociales y medioambientales, así como de su gobernanza y gestión a nivel local; supervisan procesos de planificación, establecen políticas y reglamentos locales y prestan asistencia en la aplicación de políticas nacionales y sub-nacionales. Dado que las autoridades locales forman el nivel de gobernanza más próximo a las personas, juegan un papel vital a la hora de educar, movilizar y responder a las necesidades públicas y en la promoción de la urbanización sostenible y el desarrollo de los asentamientos humanos.

Organizaciones no gubernamentales y organizaciones de base

Las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) son entidades sin ánimo de lucro, cuyos miembros son ciudadanos o asociaciones de ciudadanos de uno o más países, y cuyas actividades son determinadas por la voluntad colectiva, en respuesta a las necesidades de los miembros de una o más comunidades con las que coopera la ONG. Pueden tener un ámbito internacional, regional, sub-regional, nacional o local. Las organizaciones de base (OB) son las organizaciones comunitarias operativas y orientadas a la acción cuyos objetivos se centran en ayudar en la búsqueda de soluciones clave para problemas específicos sobre el terreno. Las ONG y las OB también funcionan como socios realizadores en el diseño y ejecución de programas técnicos de cooperación de ONU-Habitat en proyectos sobre el terreno, particularmente en las áreas de formación, suministro de información local para los procesos de planificación e implementación. Las ONG y las OB:

 

  • son capaces de llegar a segmentos de la población que normalmente no son considerados o necesitados por los gobiernos;
  • poseen conocimientos extensos de las condiciones locales;
  • son reconocidas por su papel en el desarrollo de nuevas iniciativas, nuevos programas, nuevos planteamientos y nuevos mecanismos para tratar problemas y cuestiones de desarrollo basándose en su conocimiento de las condiciones locales;
  • pueden ayudar a divulgar y apoyar los principios de la democracia local y a difundir la Agenda Hábitat, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y los conceptos de la Agenda de Desarrollo Post 2015 entre la sociedad civil, pueden asistir en el seguimiento y la comunicación de indicadores de desarrollo, ayudar a formular legislación y políticas, transmitir opiniones de la sociedad civil a otros socios y mantener bases de datos para conectar capacidades de las comunidades con las necesidades de los socios.
Sindicatos

Al representar a los trabajadores, los sindicatos tienen experiencia en abordar el cambio industrial, en dar máxima prioridad a la protección del entorno laboral y el entorno natural relacionado con el primero, en promover la responsabilidad social y el desarrollo económico. La red actual de colaboración entre los sindicatos y su gran número de afiliados facilita unos importantes canales a través de los cuales se puede fomentar la urbanización sostenible y el desarrollo de los asentamientos humanos. Los sindicatos estimulan los roles y derechos de los trabajadores y de sus organizaciones. En áreas específicas del mandato de ONU-Habitat, pueden trabajar por el aprovechamiento del potencial de la industria de la construcción para el crecimiento económico y el empleo, así como para formar a los trabajadores en el desarrollo de las viviendas, en la reconstrucción y mantenimiento de las ciudades y para que participen en actividades de gestión medioambiental relacionadas con el entorno edificado.

Profesionales

ONU-Habitat entiende que si se quieren conseguir unos pueblos y ciudades sostenibles, es necesario, involucrar a los profesionales que trabajan en todos los campos relacionados con los asentamientos humanos y la urbanización. Estos profesionales son personas que provienen de campos diversos e incluyen (aunque no se limitan a) arquitectos, topógrafos, planificadores urbanísticos, geógrafos y abogados, economistas y estadísticos, sociólogos e ingenieros. En otras palabras, se pueden reclutar de cualquier otra profesión que pueda contribuir, de manera práctica, a una urbanización sostenible y al desarrollo de los asentamientos humanos. En el contexto de una rápida urbanización, la técnica de los profesionales importa más que nunca: los planificadores, arquitectos, estadísticos o ingenieros pueden marcar la diferencia. Es necesario que trabajen conjuntamente y como socios con gobiernos, comunidades y ONU-Habitat. Las asociaciones con profesionales de los asentamientos humanos son fundamentales para la sostenibilidad práctica en las ciudades, en particular para ofrecer una urbanización sostenible adecuada.

Académicos e investigadores

Esta categoría incluye universidades, instituciones de investigación y científicas, asociaciones profesionales, académicos e instituciones diversas. Se trata de grupos de estudios (los conocidos como “Think Tanks”) interesados en el fomento de nuevos conceptos, ideas y metodologías en el campo de la urbanización sostenible y del desarrollo de los asentamientos humanos, sobre todo en la planificación y el diseño urbanos, incluyendo espacios públicos y calles, transporte urbano y movilidad, cambio climático y medio ambiente, energía, reducción del riesgo de desastres y recuperación, vivienda y mejora de asentamientos precarios, seguridad y protección en las ciudades, etc. ONU-Habitat aprovecha sus conocimientos, así como las ventajas de la asociación con ellos, que incluyen apoyar los esfuerzos internacionales y facilitar la implementación conjunta de programas y proyectos específicos.

Grupos de solidaridad humana

El desarrollo sostenible, que pone a las personas en el centro de su interés, se puede llevar a cabo a través de la solidaridad humana. Los grupos de solidaridad humana contribuyen a ello promoviendo y estimulando la implicación cívica para solventar los problemas urbanos y apoyar la solidaridad y los valores humanos. Algunos de estos grupos pueden estar basados en la fe pero en todos los casos están motivados por cuestiones éticas. A menudo se solapan con OB y ONG comprometidas con temas similares.

Pueblos indígenas

Las personas pertenecientes a pueblos indígenas que viven en áreas urbanas constituyen más de la mitad del total de la población indígena en muchos países. Esta proporción va en aumento debido a una variedad de factores que llevan al traslado forzado e involuntario desde áreas rurales a áreas urbanas. La situación de las naciones indígenas en las áreas urbanas varía de manera considerable: mientras algunas de ellas son capaces de adaptarse y mejorar sus condiciones de vida sin perder su identidad cultural, muchas son objeto de discriminación, exclusión y violencia. Son, junto con las mujeres y los jóvenes, un grupo transversal. Los pueblos indígenas también han sido reconocidos como un socio importante mediante la adopción, en 2007, por parte de la Asamblea General de la ONU, de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. ONU-Habitat ha hecho contribuciones a varios foros de la ONU y a varios informes sobre los pueblos indígenas.

Parlamentarios

Los miembros del parlamento representan a los cuerpos legislativos a nivel nacional, sub-regional, regional y global. El papel principal de los miembros de parlamentos es facilitar la legislación que apoya la urbanización sostenible y el desarrollo de los asentamientos humanos. También promueven la redacción, revisión y actualización de la legislación y el fortalecimiento y reorganización de las instituciones y de las estructuras administrativas. Además, participan en la formulación, implementación y evaluación de políticas públicas a nivel local, nacional, regional y global. Los miembros del parlamento también se centran en el seguimiento, análisis y evaluación de los resultados.

Sector privado

Establecer asociaciones con diferentes compañías es imperativo para lograr una urbanización sostenible y para el desarrollo de los asentamientos humanos. El sector privado tiene responsabilidad en el desarrollo sostenible y justo de las sociedades. Del sector privado se espera que promueva una ciudadanía empresarial responsable, adopte prácticas medioambientales progresivas y cree asociaciones con actores de la sociedad civil. Se insta al sector privado a invertir en infraestructuras sociales, sobre todo en educación, formación y atención sanitaria, que solo pueden resultar positivas para sus negocios, al crear una fuerza laboral más productiva. Se espera también que el sector privado concentre sus esfuerzos en combatir, a todos los niveles, la pobreza y los males sociales que provoca, como los conflictos urbanos, la violencia, la inseguridad y la opresión. Ya que la ausencia de oportunidades laborales es el primer paso hacia la pobreza, una de las funciones clave del sector privado es la creación de oportunidades laborales y fomentar iniciativas con la perspectiva de reducir el desempleo.

Fundaciones

Las fundaciones son organizaciones autónomas que poseen sus propios recursos, intereses particulares y programas de patrocinio para el bien común. La característica que hace única a la comunidad global de fundaciones y donantes empresariales es que persiguen promover y facilitar la participación amplia de la ciudadanía en los entornos donde los ciudadanos viven y trabajan. ONU-Habitat considera a las fundaciones socios cruciales en la movilización de recursos para el desarrollo urbano y para los asentamientos humanos a todos los niveles.

Instituciones financieras

Las instituciones financieras de ámbito local, regional y global se están tornando, rápidamente, en algunos de los socios más relevantes para ONU-Habitat. Entre estas instituciones se encuentran el Banco Mundial, y los Bancos Africano, Asiático e Interamericano de Desarrollo. Estos socios pueden facilitar asistencia especialmente en términos de inversiones complementarias para conducir proyectos diseñados por ONU-Habitat y proporcionando capital inicial a instituciones financieras locales que se hagan cargo de las infraestructuras urbanas y de los asentamientos humanos. ONU-Habitat es capaz de aprovechar sus fondos trabajando con instituciones financieras internacionales y regionales mediante la promoción conjunta de asociaciones o alianzas público-privada. Los bancos nacionales y las instituciones de micro-financiación son también socios clave, ya que apoyan a ONU-Habitat y a los habitantes de asentamientos precarios a la hora de acceder a oportunidades de vivienda de menor costo y a instrumentos de financiación a más largo plazo.

Jóvenes

Los jóvenes se ven muy afectados por problemas de urbanización rápida, falta de vivienda, desempleo, delincuencia, violencia, abuso de drogas y degradación medioambiental. Promocionar el pleno potencial de los jóvenes como socios clave, mediante diversas formas de educación, formación de calidad y capacitación, y tener en cuenta las diversas habilidades, realidades y experiencias de los jóvenes, resulta esencial para el éxito a largo plazo del logro de una urbanización sostenible.

Los jóvenes contribuyen participando en la cerca de soluciones y priorizando temas sobre el acceso a una vivienda adecuada, y en el abordaje de cuestiones como migración, delincuencia, desempleo y protección del medio ambiente. La “juventud” es una cuestión transversal por naturaleza; se espera de todos los socios de la Agenda Hábitat que traten las cuestiones que atañen a la juventud. Actualmente, ONU-Habitat trabaja mediante un Consejo Asesor sobre la Juventud. También cuenta con el Fondo de oportunidades para el desarrollo dirigido por jóvenes que ayuda a grupos de jóvenes a mejorar sus actividades generadoras de ingresos.

Mujeres

El fomento del rol de las mujeres en el desarrollo de los asentamientos humanos es uno de los objetivos de ONU-Habitat. La implementación efectiva del desarrollo urbano sostenible dependerá de la implicación activa de las mujeres en el proceso de toma de decisiones en el ámbito económico, social y político. Los grupos de mujeres promueven el derecho de las mujeres al suelo y a la vivienda, fortalecen el intercambio de información entre ellas y presionan para obtener mecanismos especiales de crédito para las mujeres que viven en la pobreza. “Mujeres” y “Género” son temas transversales.

 

Cómo ser socio de la Agenda Hábitat

Información para todas las organizaciones interesadas en ser socias de la Agenda Hábitat
  • En primer lugar, los Socios de la Agenda Hábitat son organizaciones, no individuos.
  • En segundo lugar, a las organizaciones interesadas en ser socios de la Agenda Hábitat se les requiere que presenten los detalles siguientes sobre su organización para confirmar que dicha organización es una entidad legal con una estructura de gobernanza establecida, y áreas operativas relevantes para la agenda de urbanización y desarrollo de los asentamientos humanos.
  • Esta es la misma información que se requiere a las organizaciones que buscan acreditación y a las que trabajan como socios ejecutores con acuerdos legales con ONU-Hábitat.
Información general requerida
  • Fecha
  • Nombre de la organización
  • Dirección
  • Teléfono
  • Correo electrónico
  • Página web
  • Contacto (Nombre y cargo)
  • Ámbito (Nacional / Regional / Internacional)
  • Representantes (Nombres y cargos)
  • Propósito, objetivos y resumen de actividades
Anexos requeridos
  • Propósito de la organización.
  • Información sobre los programas y actividades de la organización en áreas relevantes para el tema de la vivienda, el desarrollo urbano y los asentamientos humanos, con información detallada en el país (o países) en los que se desarrollan. Los socios de la Agenda de Hábitat que busquen acreditación deberán confirmar su interés por las metas y objetivos de Hábitat III y es posible que se les pida que faciliten documentación adicional.
  • Confirmación documentada de las actividades de la organización a nivel nacional, regional o internacional.
  • Copias del informe anual u otros de la organización en los que consten los balances financieros y un listado de recursos y contribuciones económicas, incluyendo contribuciones de gobiernos.
  • Una lista de los miembros del órgano de gobierno de la organización y sus nacionalidades.
  • Una descripción de la membresía de la organización, indicando el número total de miembros, los nombres de las organizaciones miembros y su distribución geográfica.
  • Una copia de la constitución y/o estatutos de la organización y una copia del registro o inscripción de la entidad, según proceda.

La información sobre las disposiciones respecto a la acreditación de las autoridades locales y otros socios de la Agenda Hábitat ante las sesiones del Concejo de Administración de ONU-Habitat está disponible en la resolución 19/8 del Concejo de Administración del ONU-Habitat de 8 de mayo de 2003.

Además, el Reglamento Interno del Concejo de Administración de ONU-Habitat adoptado por la Asamblea General en la resolución A/RES/58/227 y contenido en la resolución 19/1, un anexo al Informe A/58/8 de la Decimonovena Sesión del Consejo de Administración del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, celebrada del 5 al 9 de mayo de 2003, facilita información sobre los diferentes tipos de acreditación, incluyendo organizaciones acreditadas ante el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC), Hábitat II en 1996 y Estambul +5 en 2001.

 

 

Socios de la Agenda Hábitat: Elementos clave de implementación de la Agenda Hábitat

El planteamiento del compromiso de ONU-Habitat con sus socios está contenido en el Plan Estratégico de ONU-Habitat 2014-2019, la Estrategia de Alianzas de junio de 2011, las Resoluciones del Concejo de Administración 19/1 incluidas en el Reglamento Interno del Concejo de Administración de ONU-Habitat, y la Resolución 19/8 del Concejo de Administración, así como en la Resolución A/RES/67/216 de la Asamblea General.

Es bien sabido que la segunda conferencia de las Naciones Unidas sobre asentamientos humanos (Hábitat II, celebrada en Estambul, Turquía en junio de 1996, fue organizada como una “Conferencia de Socios”, en parte como reconocimiento a los logros de varios actores en este campo y para facilitar la máxima oportunidad a todas las partes interesadas de aportar sus experiencias a la Conferencia.

Es también un hecho reconocido que varios actores de la sociedad civil han hallado soluciones innovadoras y duraderas a los problemas a los que se enfrentan los pobres, han logrado sensibilizar sobre el tema, han mejorado la capacidad a nivel de la comunidad y han desarrollado maneras efectivas de aumentar la cooperación con gobiernos locales y centrales.

Igualmente importantes son los actores políticos, los miembros de los grupos de estudios (los llamados “Think Tanks), y las entidades profesionales y las empresas. En su papel de Secretaría de la Conferencia Hábitat II, ONU-Habitat innovó al involucrar a las autoridades locales, al sector privado, a profesionales, a estudiosos y a representantes de la sociedad civil a jugar un papel activo en la Conferencia y en la formulación de la Agenda Hábitat.

Como legado de la Conferencia Hábitat II, las alianzas o asociaciones y la participación de los socios de la Agenda Hábitat son ahora elementos clave de la Agenda Hábitat, el Foro Urbano Mundial, la Campaña Urbana Mundial y el proceso preparatorio de Hábitat III en el contexto de una Nueva Agenda Urbana.

Menu Title