web
stats

ONU-Habitat al alcance

at_a_glance_1

ONU-Habitat es el programa de Naciones Unidas que trabaja por un mejor futuro urbano. Su misión es promover el desarrollo de asentamientos humanos sostenibles del punto de vista social y medioambiental y proporcionar vivienda adecuada para todos y todas.

Las ciudades enfrentan desafíos demográficos, medioambientales, económicos, sociales y espaciales sin precedentes. Se ha producido un cambio espectacular hacia la urbanización y se espera que, para 2030, seis de cada diez personas en el mundo vivan en áreas urbanas. Más del 90% de este crecimiento será en África, Asia, América Latina y el Caribe.

Ante la falta de una planificación urbana efectiva, las consecuencias de la rápida urbanización tendrán un gran impacto. En muchos lugares del mundo ya se pueden observar los efectos: falta de viviendas adecuada y crecimiento de tugurios, infraestructura inadecuada y obsoleta (sean carreteras, transporte público, agua, saneamiento o electricidad), aumento de la pobreza y el desempleo, problemas de seguridad y delincuencia, cuestiones de contaminación y salud, así como desastres naturales causados por el ser humano y otras catástrofes relacionadas a los efectos del cambio climático.

La mentalidad, las políticas y los enfoques sobre urbanización necesitan cambiar para que el crecimiento de las ciudades y las zonas urbanas se traduzca en oportunidades que no dejen a nadie atrás.

ONU-Habitat, el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, tiene las riendas de este cambio al asumir un liderazgo natural y una función catalizadora en temas urbanos. Con mandato otorgado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1978, para abordar asuntos del crecimiento urbano, ONU-Habitat es una institución con conocimiento en procesos de desarrollo urbano y entiende las aspiraciones de las ciudades y sus habitantes.

ONU-Habitat trabaja desde hace casi 40 años en asentamientos humanos en todo el mundo centrado en construir un futuro mejor para comunidades rurales, pueblos y ciudades de todos los tamaños. Gracias a estas cuatro décadas de amplia experiencia, desde los niveles más altos de política a una extensa variedad de temas técnicos específicos, ONU-Habitat ha obtenido reconocimiento único y universal en todo lo relacionado a lo urbano.

Esto ha situado a ONU-Habitat en la mejor posición para dar respuestas y soluciones alcanzables a los desafíos actuales que nuestras ciudades enfrentan. ONU-Habitat capitaliza de su experiencia y su posición para trabajar con socios con el fin de formular una visión urbana del futuro. Trabaja para asegurar que las ciudades se conviertan en lugares inclusivos y en motores del crecimiento económico y desarrollo social.

Desarrollar un enfoque integral y global hacia la urbanización

Las ciudades necesitan ser verdes y manejables del punto de vista de la sostenibilidad, además de preparadas para el futuro y en sintonía con el medio ambiente. Las ciudades deben convertirse en espacios de oportunidades para la realización personal de sus habitantes.

De este modo, ONU-Hábitat ha desarrollado un enfoque integral y global sobre la urbanización que va más allá de las consideraciones técnicas. Además de sus áreas centrales tradicionales – como planificación urbana, desarrollo de infraestructuras y mejora de tugurios, ONU-Habitat también se concentra en legislación urbanística y gestión de riesgos, así como en temas de género, jóvenes y desarrollo de capacidades para todos los actores involucrados en el proceso de urbanización.

ONU-Habitat realiza investigaciones sobre tendencias urbanas, que resultan en informes emblemáticos y altamente reconocidos entre la comunidad de desarrollo urbano. A través de sus plataformas de promoción, como la Campaña Urbana Mundial (CUM), y eventos como el Foro Urbano Mundial (FUM), ONU-Habitat también crea think tanks y redes que permiten a gobiernos, expertos, grupos de la sociedad civil, organizaciones multilaterales, sector privado y socios por el desarrollo abordar los problemas urbanos presentes y futuros de forma conjunta.

Presencia mundial

Actualmente, ONU-Habitat está presente en más de 70 países del mundo. Tiene una amplia gama de proyectos, como los programas de reconstrucción post desastres en Haití, enfrentar el crecimiento de tugurios y los problemas de vivienda en la República Democrática del Congo y apoyar a la Organización de Estados del Caribe Oriental a desarrollar directrices sobre políticas de suelo.

Con una planilla de 400 funcionarios y casi 2.000 consultores en proyectos temporarios, ONU-Habitat administra todo el trabajo desde la sede (Nairobi, Kenia), y a través de cuatro oficinas regionales en América Latina y el Caribe (Río de Janeiro, Brasil); Asia y el Pacífico (Fukuoka, Japón); Estados Árabes (El Cairo, Egipto) y África, en Nairobi.

ONU-Habitat también tiene oficinas de enlace y de información alrededor del mundo (Nueva York, Ginebra, Bruselas y Pekín) cuya tarea es crear y mantener vínculos con gobiernos clave y otras organizaciones multilaterales o agencias de desarrollo. El trabajo de ONU-Habitat también depende de la estrecha colaboración con gobiernos nacionales y locales, ayudando autoridades e instituciones a identificar y enfrentar sus necesidades específicas.

A pesar del gran esfuerzo de ONU-Habitat por impedir que los asentamientos humanos crezcan sin coordinación y que las cuestiones urbanas se conviertan en la mayor crisis mundial después del cambio climático, este desafío aún requiere la participación de todos los sectores de la sociedad. Gobiernos, encargados por políticas, expertos, miembros de medios de comunicación y opinión pública son vitales para abordar los grandes desafíos urbanos que enfrentamos. Animamos a todos y todas a participar en la transformación de nuestro futuro urbano compartido.

Financiamiento

La mayor parte del financiamiento de ONU-Habitat proviene de contribuciones voluntarias de donantes gubernamentales e intergubernamentales, mientras que la Asamblea General de las Naciones Unidas aporta parte del presupuesto ordinario. Otros organismos de las Naciones Unidas, autoridades locales, sector privado y organizaciones multilaterales aportan fondos para proyectos específicos (denominados “fondos asignados” o “actividades no esenciales”). Estas son las fuentes de financiamiento de ONU-Hábitat:

  • Presupuestos ordinarios, que son aprobados por la Asamblea General de las Naciones Unidas y que conforman el financiamiento básico
  • Contribuciones para fines generales, que son aportes voluntarios de gobiernos para apoyar el financiamiento básico y la implementación del programa de trabajo aprobado
  • Contribuciones especiales, que son aportes asignados y voluntarios de gobiernos y otros donantes para la implementación de actividades específicas en el programa de trabajo y que están alineadas con el mandato de ONU-Habitat
  • Contribuciones para la cooperación técnica, que son recursos asignados de gobiernos y otros donantes para la implementación de actividades en el ámbito nacional
Vídeo “Ciudad de papel”: los desafíos de la urbanización actual

Vea “Ciudad de papel” (en inglés), un vídeo animado en stop motion que retrata los desafíos urbanos actuales utilizando solamente papel…

Dirigido a un público que aún no está familiarizado con los procesos urbanísticos, el vídeo busca atraer la atención de los problemas actuales causados por el rápido y descontrolado crecimiento de las ciudades. El vídeo apunta posibles soluciones urbanas de una forma visual y llamativa, que es divertida y fácil de entender.

Menu Title