web
stats

Bolivia

ONU-Habitat Bolivia

Contactos:

Sr. Sergio Blanco Ania
Coordinador de Programa en Bolivia

Sr. Efrén Osorio Lara
Especialista de Programa en Bolivia

Email: bolivia@onuhabitat.org

Dirección:
Av. Mcal. Santa Cruz, Edificio Centro de Comunicaciones La Paz, Piso 3°. La Paz, Bolivia


El contexto urbano de Bolivia

Bolivia tiene extensión territorial de 1,098,581 Km2. Su superficie es considerada la sexta más extensa de Iberoamérica y comprende distintos espacios geográficos como la cordillera de los Andes, el Altiplano, la Amazonía, los Llanos de Moxos y el Chaco, siendo así uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo. Limita al norte y al este con Brasil, al sur con Paraguay y Argentina, y al oeste con Chile y Perú; no tiene salida al mar.

Fisiográficamente puede ser resumida en tres macro regiones, que contrastan en sus formas de relieve, desde una altitud de 4.000 metros en la Región Andina (altiplano), a los 2.500 metros de la Región Subandina (valles) y los 400 m de la Región de los Llanos (sabana):

En su territorio se desarrollaron civilizaciones antiguas como Tiwanacu, Aymara, Quechua y Moxeña. Actualmente se reconocen constitucionalmente 36 naciones. Los conquistadores españoles dominaron el territorio hasta que el país se independizó en 1825. Al haber desarrollado las tradiciones con un mestizaje de las culturas precolombinas con la cultura española, es un país multiétnico y pluricultural, rico en la mezcla y sincretismo de costumbres y tradiciones.

A partir del año 2006, Bolivia ha iniciado un cambio en la estructura política institucional promovido desde las organizaciones sociales y comunitarias que fue consolidada en la promulgación de una nueva Constitución Política del Estado del año 2009, que cambia de un Estado Republicano a “… un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías. Bolivia se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico, dentro del proceso integrador del país” se divide en 9 departamentos, 112 Provincias y 339 Municipios.

Existen cuatro tipos de autonomía en Bolivia: Autonomía Departamental, Autonomía Municipal, Autonomía Indígena Originario Campesino y la Autonomía Regional; estas dos últimas se encuentran en proceso de consolidación. La ciudad de Sucre es la capital y sede del órgano judicial, mientras que La Paz es la sede de los órganos ejecutivo, legislativo y electoral.

De los 10,059,856 de habitantes registrados en el último Censo Nacional de Población y Vivienda del año 2012, el 67.5% residen en áreas y centros urbanos, que también han aumentado en número y tamaño de acuerdo a datos inter-censales, consolidando la tendencia de ser un país cada vez más urbano. Asimismo, se estima que al año 2025 la población que residirá en áreas urbanas representará el 75% de la población total. Sin embargo, comparativamente a los países de la región, Bolivia aún se encuentra por debajo del promedio, por lo que estaría experimentando un proceso de urbanización tardía o de transición demográfica.

La configuración de ciudades de Bolivia tiene su herencia de la época colonial, del ciclo fundacional de ciudades que constituyen actualmente las capitales de departamento. Las mismas, tuvieron un carácter estratégico puesto que respondían a la estructura de explotación minera y de los recursos naturales, cada una con determinado rol, ya sea en configurar “ciudades campamento”, “ciudades de tránsito”, administrativas, de residencia y ciudades de provisión de insumos y alimentos. Con las cuales se tuvo históricamente un eje de ocupación Sur occidental.

En la estructura actual, se tiene la predominancia del eje Este–Oeste, eje bioceánico y de carácter transversal a las tres macro-regiones y pisos ecológicos del país: altiplano, valles y llanos, que en correspondencia a cada una de ellas se formaron las áreas metropolitanas de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz que concentran prácticamente a la mitad de la población total boliviana.

Las ciudades del eje tradicional Sur occidental, Potosí y Oruro, mantienen su estructura básica en torno a la producción minera, Sucre y Tarija como ciudades de residencia y de servicios. Sin embargo, a partir de sus redes de centros urbanos menores han generado otras actividades y potencialidades de producción agropecuaria, vinícola, artesanal, turística, entre otras.

Otro de los aspectos importantes en el último periodo es el incremento de áreas urbanas menores, considerando que a la fecha en Bolivia se usa el parámetro demográfico de los 2000 habitantes mínimos, de 187 áreas urbanas identificadas en el año del Censo 2001, al 2012 se identifican 215.

Podemos referir también que en los últimos 20 años ha predominado un proceso de sub urbanización o de crecimiento urbano periférico en torno a las tres ciudades principales: La Paz – El Alto, Cochabamba y Santa Cruz. Este fenómeno se hace visible, aunque en menor medida, en las áreas periféricas de las ciudades capitales de departamento y ciudades intermedias.

Programa para la Formulación de la Política Nacional Urbana de Bolivia

Bolivia se ha convertido en un país predominantemente urbano durante los últimos años, con el 67,5% de su población viviendo en ciudades y asentamientos humanos. Este es un hecho importante para un país que fue visto como un país rural hasta hace pocos años. Sin embargo, está por debajo de la población urbana promedio en la región latinoamericana (alrededor del 80%). Para Bolivia, esta situación representa una oportunidad para utilizar el actual proceso de urbanización como un medio para fomentar el desarrollo y crear las condiciones para una vida mejor para los bolivianos. Para el año 2030, Bolivia espera que el 80% de su población viva en ciudades, por lo que es imperativo contar con una política urbana moderna y acorde a la realidad que vive el país.

Es en este marco, que el Estado Plurinacional de Bolivia cuenta con un Plan de Desarrollo Económico y Social (PDES 2016-2020), enmarcado en el concepto de Desarrollo Integral para Vivir Bien. Este Plan es un marco estratégico para guiar y priorizar la acción del Estado. El PDES se articula con la Agenda Patriótica del Bicentenario 2025, y dentro de sus trece pilares, prevé: la erradicación de la pobreza extrema, la universalización de los servicios básicos y públicos de salud, educación y deporte, entre otros. Ambos instrumentos permiten la hoja de ruta con la que Bolivia alcanzará el Bicentenario como un país transformado, grande en felicidad y armonía, en complementariedad y solidaridad, en riqueza espiritual y social, sin exclusiones y con igualdad, como lo predice el Plan.

Es así, que el Viceministerio de Vivienda de Bolivia participó en la XXVI Asamblea de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Urbano y Vivienda en América Latina y el Caribe, celebrada en Buenos Aires en junio de 2017. Durante esta Asamblea, se presentó una solicitud formal a ONU-Habitat para apoyar las acciones de la Nueva Agenda Urbana de Bolivia y, dentro de este proceso, la formulación e implementación de la Política Nacional para el Desarrollo Integral de las Ciudades, basada en la metodología de ONU-Habitat para las políticas urbanas nacionales y el hábitat.

Por otro lado, Agencia Sueca Internacional de Cooperación al Desarrollo (SIDA) ha llamado y solicitado a ONU-Habitat, como entidad especializada de las Naciones Unidas en asuntos urbanos, que proporcione al Gobierno de Bolivia y los actores locales, su experiencia global relacionada con la Nueva Agenda Urbana.

Teniendo en cuenta lo anterior, SIDA y ONU-Habitat firmaron un convenio de cooperación internacional cuyo objetivo es asesorar y orientar al Gobierno de Bolivia en la formulación y puesta en marcha de una Política Nacional Urbana para el Desarrollo Integrado de las Ciudades, en el marco de una agenda urbana que contribuya al desarrollo sostenible de los asentamientos humanos en Bolivia. Este trabajo de co-creación, se realiza aplicando las metodologías y experiencia desarrolladas por ONU-Habitat y el sistema de las Naciones Unidas, con el objetivo de contribuir al logro de los grandes propósitos de Vivir Bien establecidos en la Agenda Patriótica del Gobierno de Bolivia.

Menu Title